Héroe de la comunidad Defensora de la prevención y de la concientización

Usted está aquí:

Héroe de la comunidad

Defensora de la prevención y de la concientización

MYRIAM.jpg

Presentamos a Myriam Escobar, defensora de cambios que salvan vidas. Myriam es trabajadora de extensión comunitaria en el programa Yo me cuido® del departamento de Diversidad de Moffitt. Recientemente, Myriam, junto con tan solo ocho personas de todo el país, recibió el galardón “Campeones del Cambio” otorgado por la Casa Blanca. El presidente celebró el trabajo que Myriam desempeña inspirando cambios saludables entre las mujeres hispanas. Lea la fascinante entrevista con Myriam a continuación.

Entrevistadora: Hola, ¿podría decirnos su nombre y su título?
Myriam Escobar: Mi nombre es Myriam Escobar y soy Promotora de Salud para la Comunidad. Trabajo para M-Power, el Programa de Educación y Extensión a la Comunidad, que es parte del Departamento de Diversidad de Moffitt.

Entrevistadora: Con todos los grupos de concientización del cáncer de mama, ralis, eventos de captación de fondos y nuevas historias que ocurren todos los días, ¿sigue faltándole información a la comunidad hispana?
Myriam: Sí, hay todavía mucha falta de información en la comunidad hispana y es por diferentes factores. Algunos culturales –sencillamente sus familias nunca hablaron de este tema. También existe falta de interés, porque le dan más importancia al trabajo y tienen miedo a perderlo, pasan mucho tiempo cuidando de su familia y se dejan a sí mismas para lo último. Cuando nos oyen decir que es importante que se coloquen en primer lugar para cuidar de su salud y así poder cuidar de sus familias, empiezan a darse cuenta de que ellas son importantes. También existe otro factor: en la comunidad hispana existen varias comunidades distintas, incluso algunas de estas hablan dialectos, no hablan inglés, no hablan español, entonces carecen de información acerca de las mamografías y lo que significan, cuándo hacérselas, etc.

Entrevistadora: Las estadísticas muestran que las mujeres hispanas tienen mayor propensión a ser diagnosticadas con un cáncer de mama en estado avanzado- ¿Cuál es su opinión a este respecto?
Myriam: Es cierto, las estadísticas lo muestran claramente y la realidad es que llegamos en los estados más tardíos de la enfermedad porque nos dejamos para lo último. No creemos que es importante la prevención temprana y cuando estamos enfermas es cuando vamos al médico, y en muchas ocasiones llegamos tarde.

Entrevistadora: ¿Cuándo se dio cuenta de que quería dirigirse a la comunidad hispana de esta forma? ¿Ocurrió algo en vida que motivó esta decisión?
Myriam: Durante mi vida entera he trabajado con comunidades en distintos temas. Pero en el 2008, mi cuñada murió de cáncer de seno. Éramos como hermanas y ella tuvo una batalla muy larga de 9 años contra el cáncer. Y todo fue porque no prestó atención a sus síntomas. Por eso para mí es muy importante que todas las mujeres comprendan la importancia de prevenir porque, como en el caso de mi cuñada, no tenía que haber muerto por no tener información de cómo prevenirlo.

Entrevistadora: Cientos de mujeres se han hecho la prueba gracias a Yo Me Cuido®. ¿Pueden aquellas mujeres que han sido diagnosticadas sentir un poco de paz por este éxito, al saber que su lucha no es en vano?
Myriam: Sí, lo veo claramente. El hecho de que nuestras charlas incluyan a mujeres sobrevivientes del cáncer de seno y que les den su testimonio, les causa un gran impacto. Y cuando tenemos testimonios de mujeres sobrevivientes, notamos que les ponen el corazón y eso le llega a la comunidad. Y ellas saben que están ayudando y poniendo un granito de arena para que esas mujeres también se cuiden. Definitivamente es muy positivo lo que la campaña en sí significa y cómo la comunidad lo entiende.

Entrevistadora: La asistencia a las charlas sigue excediendo las expectativas. Eso debe ser muy satisfactorio.
Myriam: Por supuesto. Tenemos unas metas que han sido presupuestadas, pero esto no se convierte en el tema principal para nosotras. Cuando las mujeres empiezan a venir a nuestras charlas, quieren oír el mensaje y se va corriendo la voz, a nosotras ya se nos olvidan los números y las expectativas. Efectivamente, cada fase del programa Yo Me Cuido® ha sido un éxito porque superamos con creces el número de personas que asisten. Sencillamente, la comunidad quiere el programa, lo ama.

Entrevistadora: Este programa de divulgación ha ganado mucha atención a nivel nacional y se está expandiendo más allá del área de Bahía de Tampa. ¿Qué nos puede decir de esta expansión?
Myriam: Hemos estado en diferentes condados y lo que queremos con Yo Me Cuido® es que pueda llegar a toda la nación. Soñamos con que todas las mujeres hispanas puedan tener esa información en su idioma, porque eso es lo que hace que el programa sea tan exitoso. Cuando llegamos a un sitio y saludamos diciendo “Buenos días/tardes” ellas ya están dispuestas a oír lo que tenemos que decir, porque entienden perfectamente el mensaje. Esperamos poder salir del área de Tampa y poder llegar a toda la Florida y eventualmente a todos los estados de la nación.

Entrevistadora: El primer paso de Yo Me Cuido® es educar a la comunidad. ¿Cuán importante es el primer paso a nivel individual, el examen?
Myriam: Mucho, porque cuando ellas empiezan a entender la importancia de la prevención, empiezan a darse cuenta de que no se trata sólo de oír el mensaje, si no de tomar acción. Las ayudamos mucho con esto porque empezamos a llamarlas, a mandarlas e-mails y tarjetas para recordarles que se hagan su mamografía, y una vez que lo hacen van eliminando todos los miedos y los tabúes que tienen con respecto a la mamografía, y lo van haciendo año tras año.

Entrevistadora: ¿En qué manera un enfoque más multicultural puede mejorar la prevención del cáncer y su tratamiento?
Myriam: Yo creo que es muy importante que lleguemos a cada comunidad en su idioma, y no sólo a la comunidad hispana, si no a todas las comunidades porque somos una nación de inmigrantes. Sobre todo cuando se trata de asuntos de salud, es muy importante que nos entendamos con nuestro doctor, con nuestro consejero de salud, y que utilicen los términos apropiados y sobre todo que entiendan la cultura, porque no todas las culturas toman los mensajes de la misma manera, y si una persona de su misma cultura y su propio idioma les lleva el mensaje de educación, lo van a entender y a darle la importancia que necesita y eso se traduce en prevención, en buena salud y en buenos hábitos de vida.

Entrevistadora: ¿Está notando que estas mujeres a las que ha conocido se sienten ahora más seguras de sí mismas?
Myriam: Sí, definitivamente sí. Un gran porcentaje de estas mujeres sale de estas clases motivadas, y saben que tienen en sus manos el poder de cambiar no sólo sus propias vidas si no también la de la familia entera. Con Yo Me Cuido® nos sentimos como una familia, tenemos una página de Facebook, un website donde podemos comunicarnos y ellas forman parte de algo, y también quieren que sus familias y sus amigos lo sientan.

Entrevistadora: Un día está usted aquí en Tampa, trabajando en los hogares de un grupo de mujeres, y al día siguiente está en la Casa Blanca, recibiendo el reconocimiento del Presidente de los Estados Unidos. ¿Cómo se sintió?
Myriam: Primero, fue sorpresivo porque nunca esperamos una cuestión de esta magnitud. Aparte de la sorpresa y del susto de estar allí y hablar ante todo un auditorio, fue un honor para nosotros. Somos un departamento pequeño que tratamos con los recursos que tenemos para hacer lo que podemos, un honor y sobre todo una gran oportunidad. Después de las felicitaciones, de la sorpresa de estar invitada a la Casa Blanca y de contar lo que hacemos aquí a diario, viene la parte de aprovechar esta oportunidad. Que no se quede sólo en el gran honor que ha sido, si no que se traduzca en más beneficios para la comunidad, que el programa se conozca a nivel nacional y que podamos, por medio de toda esta publicidad, extender el programa y se traduzca en más servicios y en una mejor calidad de vida para las mujeres hispanas.

Entrevistadora: ¿Cuánta gente ha participado en el programa Yo Me Cuido® hasta la fecha?
Myriam: A la fecha, hemos educado a más de 2.000 mujeres y te puedo decir con certeza que han sido por lo menos unas 2.100. De esas 2.100, el 48% de las mujeres mayores de 40 años ya se han hecho su mamografía, y un gran porcentaje que no aparece en ninguna estadística porque es muy difícil de seguir son referencias de esas mujeres que se han hecho una mamografía. Muchas me llaman y me dicen “Yo soy amiga de alguien que fue a Yo Me Cuido®.” Ese es un número que sería muy importante poder seguir y saber cuántas mujeres indirectamente se han beneficiado de este programa.

Entrevistadora: Antes de trabajar en Moffitt, usted era conductora de autobús en el sistema escolar. ¿Cómo la ayudó esta experiencia para ser contratada por Moffitt?
Myriam: Yo digo que Dios pone la mano en todas estas cosas. Un mes antes de que mi cuñada muriera, alguien me llamó y me dijo que Moffitt iba a hacer mamografías y yo en ese instante no tenía seguro médico. Llamé e hice mi cita para mi mamografía. Cuando llegué al lugar, Jeannette Palencia, la persona que me ayudó a hacer la inscripción me pareció muy agradable y me atreví a preguntarle si había alguna posición disponible en Moffitt. Tenía un trabajo que no me gustaba y ya conocía a Moffitt, y me encantaba, porque veía que cuando mi cuñada venía aquí se sentía como en su casa. Para ella, Moffitt fue una tabla de salvación por 9 años. Yo soñaba con poder trabajar en Moffitt. Entonces me preguntaron si tenía licencia, porque buscaban una persona que pudiera manejar el bus pero también que pudiera ayudar con todo el proceso de registro y así fue como poco a poco fui conociendo a la comunidad. A los 2 años se retiró la unidad móvil, pero eso dio paso a que naciera Yo Me Cuido®. Una cosa lo lleva a otra: al siguiente día de morir mi cuñada yo estaba trabajando en Moffitt. Eso solamente son cosas de Dios. Aquí estoy y ahora en cada clase que damos, yo sé que ella está muy presente. La lucha de ella no fue en vano.

Entrevistadora: ¿Desea usted añadir algo más?
Myriam: Yo creo que es importante mencionar que el programa ha sido financiado por la Asociación Americana del Cáncer y por Walmart Foundation. Ya vamos por la cuarta fase desde el primero de septiembre hasta finales de agosto de 2014. Hay un nuevo ingrediente en el programa y es la parte de nutrición a la que vamos a dar más profundidad para que empiecen a cambiar ciertos hábitos en la manera de alimentar a nuestras familias. Yo Me Cuido® ya es un programa conocido por la comunidad así que no habrá problema trayendo el mensaje a la gente.


 
 
 
HERRAMIENTAS:   Tamaño de letra small font resizer separator font resizer separator big font resizer